Feel-good movies: 5 películas con buena onda para apurar el verano

¡Va quedando menos! Este año, con las ganas que tenía de verano, me propongo aprovechar al máximo lo que me queda de ocio. Y lo voy a hacer disfrutando al máximo de las pequeñas cosas. ¿Te pongo un ejemplo? Los ratos de película y sofá. Hoy te voy a hablar de mis feel-good movies favoritas.

Seguro que tú también tienes las tuyas: esas pelis que te gustan siempre y no te cansan aunque las hayas visto un montón de veces.

¿Quieres saber cuáles son mis títulos preferidos para esas tardes veraniegas en las que no hay nada que hacer más que… disfrutar?

Venga, que te lo cuento.

 

Películas que nunca fallan: estas son mis 5 feel-good movies favoritas

No sé si a ti te pasa lo mismo, pero yo me relajo muchísimo viendo películas de esas que tienen un objetivo: hacerte sentir bien, transmitirte buenas vibraciones y que cuando aparece el The end, te quedes con una sonrisa puesta y muy buenas sensaciones en el cuerpo.

Eso, y que me habré comido un bol de palomitas. Que todo ayuda 😉

 

1. Mamma Mia (2008)

Jamás me voy a cansar de ver esta película. Para mí representa un verano que no termina nunca, con todos los ingredientes que me aportan felicidad: la luz del Mediterráneo, el sol, el mar, música que no pasa de moda, una fiesta eterna y esos maravillosos estilismos setenteros… 

 

En mi podio personal está la primera película, con una Meryl Streep en estado de gracia. Aunque en lo que me queda de verano voy a darle una oportunidad a la secuela de 2018, Mamma Mia, here we go again, con parte del reparto de la anterior (especialmente los tres “padres” de Amanda Seyfried) y la participación de Cher ejerciendo de abuela con estilazo.

Aún no la he visto, pero la cosa promete.

 

2. In The Heights (2021)

Sin duda, uno de los estrenos del año y el musical del verano, basado en el original de Broadway con letras y música de Lin-Manuel Miranda. 

Esta vez, la buena onda se traslada a Nueva York (ciudad que amo por encima de todas las cosas) y al barrio de Washington Heights, con un marcado acento latino. 

Una película que recupera el ambiente de las calles en su mejor versión: mucho ritmo y una bonita historia, la de una tienda de barrio cuyo propietario sueña con una vida mejor. Risas y lágrimas están aseguradas. 

¿Y en qué más me fijo? ¡Ya lo sabes! En los estilismos. En este caso, la película refleja lo mejor del street wear, variedad de vaqueros rotos, muchas zapatillas deportivas y moda jogger elevada a su máxima expresión. 

(En otras ocasiones pongo la atención en las joyas: aquí te hablé de los collares más cool de la historia del cine).

 

3. Bajo el sol de la Toscana (2003)

Siempre que pienso en películas feel-good aparece alguna romántica. 

Y esta, aunque tiene sus añitos, se coloca en mis primeros puestos. Es la historia de una escritora americana que, tras un divorcio traumático, se va unos días de vacaciones a Italia, donde se enamora de nuevo. 

El truco es que se enamora… de una casa. Una villa medio en ruinas, como ella se siente, así que se pone manos a la obra para restaurarla, y por el camino se va encontrando a sí misma. 

Por supuesto que hay amor, pero sobre todo una galería de personajes maravillosos que harán que tú también quieras irte a Italia. Si no a vivir, al menos a pasar una temporada. 

O, si te quedas en casa, siempre puedes tirar por un look campestre. Un vestido ligero y un sombrero para protegerte del sol y estarás lista para viajar a Pisa, Florencia o Siena. 

Alquilar un coche y perderme por las carreteras de Italia es un plan apetecible. Hay que soñar ¿verdad?

 

4. Little Miss Sunshine (2006)

Es otra película que no envejece y que puedo ver una y otra vez, porque esta familia tan atípica siempre me arranca muchas sonrisas. 

Su viaje a California en la Volkswagen amarilla, para apoyar a la pequeña de la familia en el concurso de belleza Little Miss Sunshine, es toda una epopeya. Una road movie que me deja siempre muy buen sabor de boca y ganas de que dure otro par de horas más.

Y también me provoca unas ganas enormes de liarme la manta a la cabeza y echarme a la carretera, con mis looks viajeros, cómodos a más no poder, y dispuesta a la aventura.

 

5. Yesterday (2019)

Otra comedia musical muy recomendable. Una locura de película, con realidad paralela incluida, en la que los Beatles nunca existieron y un cantante aficionado que busca el éxito se apropia de las canciones de la banda. 

Será porque el guionista es Richard Curtis, el mismo de otras que me gustaron mucho como About time y Love Actually. Y si me voy más atrás, Notting Hill y Cuatro bodas y un funeral, otras feel-good movies que he visto montones de veces.

Una película que me inspira para pensar en estilismos preppy para el otoño que ya se está acercando.

¿Y a ti qué películas te inspiran? Dime cuáles son tus feel-good movies y las incluyo en mi lista para cuando quiera ver algo que me deje la sonrisa puesta durante mucho rato.