Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

REBAJAS -30% EN TODA LA WEB

Hello, packaging sostenible: por qué elegir envoltorios respetuosos con el planeta

Es una de las tendencias de este año, 100% vinculada a los cambios sociales y culturales de los últimos tiempos. El diseño del empaquetado es importante (¡quiero envoltorios bonitos!), pero también lo es la sostenibilidad. 

Personalmente, dejo atrás los plásticos y me quedo con lo que se pueda reciclar o reutilizar. 

Y tú, ¿te apuntas al packaging sostenible?

Por qué apuesto por el packaging sostenible

¿Tú también piensas que cada pequeño gesto cuenta? Entonces, somos del mismo equipo. 

Yo sí, y por eso procuro que mis hábitos sean cada día más respetuosos con el medioambiente. ¿Cómo lo hago? Para empezar, tomando pequeñas decisiones cotidianas que marcan la diferencia:

  • Eligiendo los productos con consciencia e informándome sobre su composición.
  • Evitando las materias primas que no sean naturales.
  • Priorizando la proximidad para reducir la huella ecológica.
  • Tratando de reducir los residuos al máximo.
  • Buscando empresas y marcas que tengan los mismos valores que yo.

Pienso que todas las acciones, por discretas que nos parezcan, suman. Y que el cambio de mentalidad necesario pasa por empezar a tomar decisiones más inteligentes y más selectivas.

Y como eliminar por completo los embalajes es algo difícil (aunque no imposible, otro día te voy a hablar de la filosofía Zero Waste y de lo que tú y yo podemos hacer para contribuir al cambio) al menos vamos a elegir un packaging sostenible que contribuya a la reducción del impacto ambiental.

Bye bye a los plásticos

Lo más importante es dejar de contribuir al deterioro del planeta cuanto antes. Y una de las principales decisiones que he tomado como consumidora es despedirme (en la medida de lo posible) de los embalajes de plástico.

¿Has visto esas imágenes de los fondos marinos llenos de botellas de agua mineral? 

Este dato te va a impactar: en 2020 generamos más de 500 millones de toneladas de plástico, y se calcula que en el mar hay unas 150 millones de toneladas.

Si te parece tan preocupante como a mí, empieza hoy mismo a tomar decisiones.

Algunas son muy sencillas de incorporar a la vida cotidiana, por ejemplo: yo siempre llevo una botella reutilizable conmigo. De esa manera, evito tener que acudir a los envases de plástico de siempre.

Además, tengo varias bolsas multiusos que me han salvado la vida más de una vez. Llevar una plegada en el bolso no ocupa nada y con ese hábito tan sencillo reduzco prácticamente a cero las bolsas de plástico que pasan por mis manos a lo largo del año.

¿Cuáles son las tendencias en packaging sostenible que debes conocer?

La verdad es que en este terreno hemos visto muchos cambios en los últimos años. Menos mal: la industria y las marcas se están poniendo las pilas para sintonizar con el cambio de costumbres de los consumidores. 

Por eso, cada vez iremos viendo menos plásticos y más materiales responsables con el medioambiente. Por ejemplo: 

Los compostables: de vuelta a la tierra

Tal como indica su nombre, pueden descomponerse para crear compost y ser utilizados como fertilizante.

Este tipo de embalajes están sustituyendo a los utilizados en alimentación, principalmente. Además de sostenibles, son agradables al tacto y el diseño está muy cuidado. 

¡Mira estas bandejas compostables! Se pueden meter en el horno, en el microondas, en la nevera y en el congelador. Muy prácticas.

 

Embalajes para reutilizar 

Especialmente en el último año, y por seguridad, han aumentado mucho los envases desechables. Greenpeace ya dio la alarma hace meses y recomendó apostar por los reutilizables.

Pero ¿es posible hacerlo? Es posible, si los consumidores lo pedimos y las empresas nos escuchan. 

En este punto juega un papel importante el diseño de los productos. La verdad es que estamos acostumbrados a abrir un embalaje y hacer el gesto de deshacernos de él, pero ¿lo haríamos si lo pudiésemos reutilizar? Probablemente no.

Aquí tienes unas cuantas ideas para mejorar hábitos eligiendo mejor todos los envases.

Y mira esta idea de Lékué, ¿a que es original? El mismo embalaje del producto (sus famosos estuches para cocinar al vapor) es a la vez un delantal para cocinar.

Materiales reciclados

En muchos embalajes ya se indica la composición. Por ejemplo, etiquetas que señalan que un papel es reciclado. Así que fíjate y da prioridad a aquellos que te indiquen que son reciclados al 100%

Eso incluye desde los rellenos para proteger artículos frágiles hasta la cinta adhesiva de las cajas.

¡Todo se puede reciclar!


Espero que mis ideas te hayan inspirado. ¿Me cuentas cómo eliges el packaging de lo que compras? ¿Tienes alguna idea para incorporar hábitos sostenibles? ¡Me encantaría que lo compartieses!

Carrito de compras

No hay más productos disponibles para comprar