Crea tus propias pulseras de hilo: si te aficionas ya no podr√°s parar

Hoy te traigo uno de mis descubrimientos recientes: las pulseras de hilo. 

Que ya s√© que no es nuevo, pero yo me he animado hace poco a crear mis propios dise√Īos y me he dado cuenta de que es una actividad que me encanta. Es imaginativa, relajante y me da mucho juego para hacer regalos sorpresa que triunfan.

¬ŅYa has probado a hacerlas? Te cuento algunas cosas y seguro que te animas.

Pero te advierto: una vez que empiezas, ¬°es un vicio!

 

Cómo empezar: elige los materiales para tus pulseras de hilo

A lo mejor también las conoces como pulseras de macramé, pulseras de nudos o incluso pulseras de la amistad (eso es porque empezarás a regalarlas a amigas y amigos, son tan bonitas que querrás que todos las lleven).

En realidad todas esas denominaciones se refieren al mismo tipo de pulseras: las que se hacen, normalmente a mano, a base de trenzar los hilos o encadenar unos nudos sobre otros.

A m√≠ me gustan mucho porque ponen un punto de color en las mu√Īecas o los tobillos, y adem√°s aportan un look natural que es tendencia, as√≠ que es buen momento para prestar atenci√≥n a estas pulseras.¬†

Adem√°s, como yo elijo los colores, me centro en las gamas que m√°s me gustan y pruebo combinaciones.

Para tejer hace falta ir ganando habilidad poco a poco, como en cualquier actividad artesana o manual. Es posible que las primeras pulseras de hilo que hagas no queden como a ti te gustaría, pero enseguida ves que no es nada complicado. 

En cuanto tengas unas pocas ‚Äúhoras de vuelo‚ÄĚ tu t√©cnica empieza a mejorar r√°pidamente y ya puedes ponerte a ensayar dise√Īos m√°s atrevidos.

Pero vamos por partes. ¬ŅQu√© necesitas para empezar? La verdad es que muy poca cosa. Anota:¬†

Lo primero es lo más fácil: unas tijeras y un mechero para sellar los cabos del hilo o el cordón que utilices.

Después tienes que buscar un soporte, algo a lo que puedas enganchar un extremo de la pulsera y que mantenga un poco de tensión para poder trabajar. 

¬ŅTe doy ideas? Por ejemplo, puedes utilizar un imperdible grueso capaz de aguantar algunos tirones. Lo enganchas a alg√ļn lugar estable y que te resulte c√≥modo para sentarte a tejer.

También puede ser una pinza de las que se utilizan para sujetar papeles, que suelen ser bastante fuertes. 

O lo que t√ļ veas. La idea es que sujete un extremo mientras t√ļ tejes en el otro.

Y por √ļltimo, necesitas lo m√°s importante: hilos.

En realidad puedes tejer tus pulseras con pr√°cticamente cualquier tipo de hilo o cuerda fina: c√°√Īamo, seda, lana, algod√≥n, nylon, pl√°stico‚Ķ Lo m√°s habitual es el hilo encerado, por su resistencia, y variedad de colores. Es muy duradero, f√°cil de manipular y no se enreda. As√≠ que para empezar es el que te recomiendo.

¬ŅYa lo tienes todo? Solo te falta encontrar un rato tranquilo para empezar a trenzar.

 

¬ŅEst√°s inici√°ndote o eres una experta? 3 tipos de pulseras de hilo

En cuanto te metas en este mundo vas a ver la cantidad de posibilidades que tienes. Empezar√°s por las pulseras m√°s sencillitas, pero luego vas a querer intentar creaciones m√°s ambiciosas.

¬°Es que una pulsera de hilo puede ser una joya! ¬ŅTe ense√Īo algunas?

 

1. Pulseras planas

Son las más sencillas y por eso solemos empezar a practicar con este tipo de pulsera. 

Yo las hago con hilo encerado, eligiendo las combinaciones que me encajan más en ese momento. 

En cuanto dominas la t√©cnica de anudado, puedes hacerlas tan anchas como quieras, simplemente a√Īadiendo m√°s hilos al comienzo.

 

Personalmente, me gusta combinar distintos anchos, con una pulsera plana y otra m√°s fina y con otro tipo de trenzado.

 

2. Pulseras con dise√Īos

Cuando ya tienes algo m√°s de pr√°ctica, llega la hora de probar. Hay patrones que ense√Īan a hacer distintos tipos de nudos, y ah√≠ s√≠ que ya no hay l√≠mites.

Se pueden llegar a crear auténticas maravillas, como pulseras de macramé con cierre dorado y dominar las formas: círculos, óvalos o zig-zag, entre otros.

 

3. Pulseras con abalorios, piedras o apliques

¬°Estas son mis favoritas! Es el paso m√°s all√°, de forma que una pulsera de hilo puede convertirse en una joya.

La forma m√°s sencilla de probar es empezar a jugar insertando abalorios en el dise√Īo. Se consiguen creaciones preciosas, como estas.

Cuando ya lo tienes dominado, puedes lanzarte a por las piedras preciosas. elige la que te guste y teje tu pulsera alrededor. Es lo que he hecho yo con mi colección Candy.

La verdad es que me encantaría que probases y me cuentes qué te parece. Yo cada vez estoy más enganchada, haciendo mis propios ensayos y experimentos. 

Te puedo asegurar que en poco tiempo se avanza mucho, y puedes hacer auténticas maravillas. 

¬ŅMe ense√Īas tus dise√Īos?