Cuero vegano, para no renunciar a la moda y seguir siendo sostenible

Hay una prenda en mi armario que es el básico por excelencia: un pantalón de cuero negro. Me encanta su tacto y cómo se abraza a la piel. Es una pieza que no pasa de moda y rescato una temporada tras otra. 

Pero ¿sabes una cosa? Hoy no me lo compraría. 

Ahora me siento más cómoda eligiendo prendas que no estén fabricadas con cuero animal. Pero si piensas que renuncio a comprar cosas bonitas, te equivocas mucho. 

Desde que descubrí el cuero vegano estoy comprobando que cada temporada aumentan las opciones.

Me gustaría mucho contarte qué es el cuero vegano, por qué es tan interesante ese material y qué viene a aportar al mundo de la moda. ¿Te vienes?

 

El cuero vegano en la moda

Antes te hablé de prendas de ropa, pero el cuero vegano se extiende a todo lo que te puedas imaginar (y que tradicionalmente se fabricaba con cuero animal).

Calzado y complementos es lo siguiente. Y, si no, piensa en cuántos zapatos, botas, bolsos o cinturones has tenido a lo largo de tu vida, todos fabricados con cuero animal. 

Pero es que también hablamos de muebles: sofás, sillas, puffs… O la tapicería de un coche. Seguro que si te pones a pensar se te ocurren más usos.

En cualquier caso, ya solo la industria de la moda sacrifica cada año millones de animales. La mayoría, criados en granjas solo con el objetivo de entrar en la cadena de producción.

 

¿Podemos prescindir del cuero?

Tradicionalmente los humanos hemos usado la piel para vestirnos, porque era un material accesible, duradero y las prioridades como sociedad eran otras.

Además, tampoco había tantas opciones. El cuero animal cumplió su función.

Pero hoy la situación es diferente. Ya no vivimos en las cavernas y tenemos muchas más posibilidades para elegir. Ya no es necesario sacrificar animales. Es el momento de que evolucionemos como sociedad. 

Y ahí es donde aparece el cuero vegano.

Hoy por hoy está logradísimo. Imita al cuero real y las sensaciones son muy, pero que muy parecidas. O mejores, porque sabes que ningún animal ha sido sacrificado.

Hay cuero vegano que se fabrica con plástico (poliuretano o cloruro de polivinilo son los más habituales). No parece la mejor opción, porque no se biodegrada y tendría que reciclarse al final de su vida útil.

Pero no por eso se va a detener la tendencia. Ya hay en el mercado cuero vegano fabricado enteramente con materia prima vegetal, una opción mucho más sostenible.

Cambiar hábitos de consumo , como por ejemplo comprar productos zero waste, requiere dedicar un poco más de tiempo a leer las etiquetas para conocer el origen y la composición de los productos, pero yo creo que merece la pena. ¿Y tú?

 

¡Mira qué ideas! Deja que el cuero vegano entre en tu vida

En cuanto te asomas a este mundo, ves que hay un montón de artículos que ya están fabricados con otra filosofía.

La verdad es que, hasta hace unos años, había poco donde elegir, pero hoy por hoy se va ampliando el abanico y confío mucho en que pronto el cuero vegano gane la partida al cuero animal. Echa un vistazo a estas ideas:

Si vas a comprarte un bolso ya no podrás olvidar que has leído este post, aunque eso no implica renunciar ni al diseño ni al color. Y si no, fíjate en este mini shopper de Von Holzhausen en tono blush. ¿No es una maravilla?

Para calzado ético, el de Mireia Playá, como estos mocasines perfectos para el otoño.

 

 

Y si echas de menos ese básico del que te hablaba al principio, los pantalones de cuero negro, mira estos de House CB. 

Para mí, tratar de encontrar prendas de cuero vegano hace que me sienta más coherente conmigo misma.

Pienso que con estas pequeñas acciones pongo mi granito de arena para una sociedad más justa. O, al menos, no contribuyo a que todo siga igual que siempre.

¿Y tú, cómo ves esto que te estoy contando? ¿Te pasas también al cuero vegano? Coméntame qué otros cambios crees que son necesarios para velar por el bienestar animal.