Adiós al Blue Monday: trucos para el optimismo

Pues el día (presuntamente) más triste del año tiene su hueco en el calendario: es el Blue Monday y en 2022 cae el 17 de enero.

Ese día es cuando más personas en todo el mundo se encuentran más tristes. ¿Te ocurre a ti?

Espero que no, pero por si acaso te voy a dejar aquí algunos trucos para que este año lo lleves mucho mejor.

 

Por qué el Blue Monday es (se supone) el día más triste 

Los lunes no son los días más apreciados en ningún momento del año, justa o injustamente. Eso es porque el domingo por la noche ya empezamos a pensar, con una mezcla de pereza y resignación, eso de que se acaba el finde. 

Otra vez empieza la semana con todas las rutinas que nos hacen llegar al viernes con unas ganas infinitas de desconexión.

No, los lunes son los grandes rechazados del calendario. Y por si no fuera suficiente, se ha decretado cuál es el más oscuro de todos: el Blue Monday, el lunes (más) triste. 

Y como es de los primeros que aparecen en el calendario, los otros cincuenta o cincuenta y un lunes que quedan (depende del año) pueden respirar tranquilos, porque a partir del Blue Monday la cosa solo puede mejorar.

¿Y por qué es esto así?

Ahora me pongo un poquito más seria: tiene una explicación.

Es verdad que algunas personas, en cuanto termina todo el periodo de fiestas navideñas y de Año Nuevo, se sienten más tristes o más desmotivadas.

Y también es verdad que en esa época aumentan las cifras de diagnósticos por depresión. No hay un solo motivo, sino una suma de factores: 

  • La vuelta al trabajo no es un momento que deseemos que llegue, o no es lo habitual. Para la mayoría de las personas supone un estrés importante que hay que saber encajar.
  • Se terminan las fiestas y ese halo mágico que las acompaña. En Navidad todo parece más brillante, hay celebraciones y reencuentros, se gasta por encima de la media del año… se vive, de alguna manera, un paréntesis de irrealidad. Y volver “a lo de siempre”, cuesta.
  • La cuenta bancaria también puede ser una razón. Si no has controlado los gastos, te enfrentas a unas semanas en las que habrá que sacar la tarjeta lo mínimo, para recuperar saldo.

La cuestión es que ese bajón post fiestas se puede manejar, así que hoy voy a darte algunos truquillos para que intentes que el Blue Monday pase pronto y no deje huella en tu ánimo. 

 

6 cosas que puedes hacer para que el Blue Monday no te pase factura

¡Adiós, tristeza! Aquí van unos cuantos tips para subir el ánimo:

 

1. Modérate con los buenos propósitos

Está muy bien comenzar el año con una guía de todo lo que queremos hacer, porque los propósitos y las metas son importantes.

Pero, cuidado. A veces el bajón viene porque nos hemos dado cuenta de que ha pasado un año y (una vez más) no hemos hecho todo lo que nos habíamos propuesto. 

Por eso yo trato de ser realista con lo que puedo y no puedo abarcar, para no ponerme encima demasiada presión. 

Otra posibilidad es hacer una lista de propósitos que quieres lograr sí o sí, y otra con los que, si llegas, te gustará redondear el año. Que es una forma de tener todas tus metas delante, pero sin que te pesen demasiado.

 

2. Medita, respira, da las gracias

A lo mejor lo que necesitas es reconectar contigo misma, volver a tomar el control de las emociones y repasar cuáles son los puntos fuertes que te van a ayudar a afrontar el resto del año. 

 

Meditar es una buena manera de hacer que ese Blue Monday tenga un sentido positivo. La respiración te ayudará a reequilibrarte, y dar las gracias por todo lo bueno que hay en tu vida te va a reconciliar un poquito con el mundo. 

O, al menos, quizá no lo verás todo tan negro.

 

3. Pon un plan atractivo en el calendario

Es importante tener algo anotado que tire de nosotras (y de nuestro ánimo) hacia delante. 

Por eso, en cuanto puedas planea un fin de semana con tus amigas en alguna capital que aún no hayas visitado, o una escapada con tu pareja a ese hotelito rural tan majo que vísteis en aquel viaje.

Vale que es invierno y casi seguro hace mal tiempo. Pero siempre se pueden buscar planes indoor.

 

4. Date un día para ti

Tal cual. Para hacer lo que te dé la gana. ¿Que te apetece pasarte el día leyendo? Venga, nada te lo impide.

O vete a la peluquería y luego a que te den ese masaje que te apetece tanto.

O haz una excursión en coche a cualquier lugar cercano para despejar la cabeza y pasear por sitios que no conoces, o ponte a ver feel-good movies hasta que te cargues de buena onda, o… Tu día es tuyo.

 

5. Haz ejercicio

Si haces ejercicio habitualmente, no tengo nada que decirte que no sepas o hayas experimentado más de una vez. Si no lo haces, entonces sí, te cuento: el ejercicio físico dispara las hormonas de la felicidad.

Y eso es justo lo que hace falta cuando estamos con el ánimo bajo: una dosis de dopamina, otra de serotonina, y otra de endorfinas. Y además, te recomiendo leerte este post sobre body positive, que seguro que te inspirará a llevarte mejor con tu cuerpo.

El deporte es uno de los antidepresivos más naturales y económicos (salvo que te vuelvas loca comprando equipación que no necesitas). Prueba a dar una buena caminata en la naturaleza y luego me cuentas.

 

6. Ponte guapa

Cuando te ves bien, te sientes mejor. 

Dedica un rato a crear un maquillaje especial, prueba esa combinación de ropa un poco más arriesgada, renueva el color de tu pelo…

Y por supuesto combina tu look con alguna joya especial que dé el toque final a tu look. ¿Has visto el collar Nova? Seguro que te anima a sentirte como la estrella que eres.  


¿A ti también te pasa factura el Blue Monday? ¿Y qué haces para remontarlo y dejarlo atrás? Si compartes tus trucos me das ideas para el año que viene ;)